sábado, 19 de junio de 2010

Del dolor

-Lo siento.
-De qué hablas?
-Deja de pensar en mí, yo estoy bien.
Él la mira perplejo, ella pierde su mirada y estigmatiza su aliento.
-No lo entiendo. Yo quiero pensar en tí, necesito saber que estás bien.
-Sabes que no debes, tienes otras cosas de qué preocuparte.
-Yo quiero preocuparme por tí! quiero estar atento a tus reacciones, a tus problemas, a tu manía inifinta de sacrificarte por los demás, así que te lo advierto cariño, volveré.
-No puedes, no debes. Nos herimos mutuamente, tú con tu vida secreta y yo con mis temores mortales.
-Dime que me has superado totalmente y nunca más volveré.
-Te he superado totalmente.
-Entonces esto es el adios.
-Adios.
Él la mira marcharse, sin sospechar que a ella le duele más que a él, que ella lo hace por él, que ella está pagando con su corazón por las futuras sonrisas de él, quien lanza sus últimas palabras antes de quedar mudo:
-Piénsame.
Y la vió doblar la esquina por última vez. Él camina perdido sin nada en la cabeza, llega a casa y ve a su esposa cocinando, inocente del drama que él está viviendo.
Fue cuando supo que era el dolor, pero el dolor de verdad. Era tener que aguantar todo eso sin poder contarle a nadie, sin poder desahogarse, sufrir en silencio.

11 comentarios:

Osmar dijo...

la prueba de que uno esta vivo?

salu2

La Señorita Defectuosa dijo...

Dicen que el dolor que no se puede expresar con palabras es el más cruel, pero yo creo que el que no puedes decir, el que debes aguantar también es horrible.

¿Robo las frases exactas? :)

OjosMiel. dijo...

La ausencia duele más que nada, porque implica falta, echar de menos, que se vaya una parte de nosotros mismos.

Diario de nuestros pensamientos dijo...

Conozco esa sensacion de morirte por dentro y no poderselo contar a nadie.

Hada dijo...

me llego :(
quisiera pensar, quiero creer que el sufre mi ausencia, que muere por mi... extraña como yo lo hago
nunca lo sabré

Call me Juliet dijo...

Siempre nos queda el escribir.
Gritar lo que el silencio nos obliga a guardar en el alma.
Yo soy un secreto andante.
Y tienes razón, duele.
Arde, diría más bien.

Que bueno que volviste. =)

SABRINA dijo...

Hola!!
Muy linda entrada!!
Hoy: Invierno- Libertad...
¿Qué opinas?
Pasate y chusmeá!!
Que tengas un lindo día!!

bche dijo...

oh dios... no hay nada peor k algo k te reconcome por dnetro y no poder escupirlo... :(
precioso y trsite...

un besoo! :)

Susurrando secretos dijo...

cuanto duele sufrir en silencio, cuanto duele ahogarse en uno mismo...

saudade dijo...

El no poder compartilo duele tanto!

Ene Fluorescente dijo...

Que escriba, que llore, que no se llene el miocardio de penas que luego puedan explotar en el peor momento.