sábado, 2 de enero de 2010

La Verdad I Parte [Lágrimas]

Daniela Veneroni 6º Grado

Mis padres se separaron durante la navidad de quinto de primaria. Nuestra vida previa era maravillosa: papá sacaba el auto y lo lavaba con la manguera mientras mamá hacía pequeños piqueos en la cocina. Yo jugaba en mi cuarto con mi futuro hermanito, con mis muñecas y con todo lo que mi madre decía era imaginario, pero que más dá, era feliz.
Fue una tarde soleada después del colegio. Papá me recogió y me llevó al centro a comprarme ropa. En realidad no me conocía tanto para recién enterarse que prefería comprar peluches y dejar a mamá comprar las prendas (cosa que le encantaba.) Me llevó luego a las galerías y mientras comíamos un helado me volcó el mundo.
-Te vas a ir con tu madre.
Me emocioné porque pensé que era un viaje y sonreí, solamente para chocar con la lágrima de papá.
-¿Por qué lloras?
Y entendí. Una vez ví una película donde el papá dejaba a la familia para ir a trabajar a algún país europeo, no recuerdaba por más que quería el final porque la película era larguísima y me dormí en una de las tantas propagandas. Me ví atormentada al sentir a mi familia derrumbarse, mi unidad perfecta, mi felicidad y no entendía por qué.
-¿Es que ya no amas a mamá?
-Al contrario, la quiero más que nunca.
-¿Entonces?
Papá cerró los ojos con fuerza y me miró con pena.
-Es complicado. Algún día lo entenderás.
Y nunca lo entendí.

[Grabación borrosa. Seguramente por la cinta de VHS reutilizada.]

Era un barrio diferente. Las casas eran todas de dos o tres pisos y habían pocos niños, casi ninguno. Estaba encerrada en casa toda la tarde después del colegio hasta que mamá llegaba en la noche de trabajar en el hotel. (Mamá era recepcionista.) La televisión me aburría y aprendí a usar los libros como somníferos, los leía hasta que mis ojos se cerraban automáticamente y así sucesivamente hasta que un día me interesó uno cualquiera. Era Veinte mil leguas de viaje submarino.
Pronto me apasionó la lectura y cada quincena, papá venía y pasaba el día conmigo. Durante ese día jugabamos y me llevaba a una tienda en la calle San José para comprar un nuevo libro, a veces de Stephen King, a veces de Cortazar. Papá alentó todo lo que me gustaba, desde los libros hasta la natación y siempre estaba disponible cuando lo llamaba por teléfono solamente para preguntarle que estaba haciendo. Me quería y yo a él.
Un domingo no llegó. Estuve toda la mañana esperando en nuestra salita y jamás apareció, me ponía ansiosa con el sonido de algún carro que se acercaba y el corazón casi se me sale del pecho cuando un taxi paró frente a nuestra casa.
Era mi tía Josefina.
Tocó la puerta y me abrazó con fuerza, como si me fuese a escapar, cosa que realmente quería hacer.
-Noelia, ¿dónde estás Noelia?
-¿Qué sucede mujer? ¿por qué el escándalo?
-El Felipe mujer, se nos murió.

[Llanto. La niña se limpia la cara con la manga de la camisa e intenta proseguir el relato pero las lágrimas le ganan.
Después de un rato sola, sentada en aquel banquillo mientras tres sicólogos la observan, deja de llorar y prosigue el relato.]


Mi padre entró a hacer un retiro del banco. Inocente él que al abrir la puerta un balazo entró en su frente, de parte de los asaltadores asustados y en dirección al miedo. Ellos fueron capturados pero mi padre no sobrevivió para recogerme y llevarme a comprar El amor en los tiempos del cólera, como había prometido. Al día siguiente estaba vestida de negro y lloraba por la tierra que ponían encima de él, ¿cómo sino podría recogerme de nuevo si lo encerraban así? ¿cómo volveríamos a comprar libros, cómo me compraría chocolates, cómo me llevaría del brazo al altar cuando encontrase a mi príncipe azul?
Es por eso que decidí estudiar medicina. De grande seré doctora e investigaré tanto que no habrá barrera para el conocimiento. Al fin y al cabo, la muerte es una enfermedad como cualquier otra y descubriré su cura.


16 comentarios:

galicia maravillas dijo...

siempre hay algo que permanece, aunque sea intangible, y a nosotros nos gustaría que lo fuese, con lo que nos gusta tocar y abrazar a las personas que queremos :) feliz 2010!!!

Katy dijo...

Simplemente me encantoooo.

Tuve que salir cuando estaba en la mitad de esta historia, y volví después de una larga espera para poder continuarla con muchas ansias.

Lamentable lo sucedido.

Pero me atrapo por completo.

Feliz año :)

María dijo...

el mundo es quien necesita que le curen...
Daniela Veneroni se ha colado en mi tarde :)
feliz año nuevo!

Eva RF dijo...

Joder, me has hecho llorar...

galicia maravillas dijo...

Gracias por tu visita!! Mucha energía y felicidad para muchos más de los 362 días que nos quedan para disfrutar del 2010!! Un besoooo!!

Eva RF dijo...

¡Muchas gracias por tu visita!

Si, con la cocacola creo que tengo un serio problema xDD
Pasate cuando quieras ^^
Yo te sigo, volveré por aquí, me gusta tu rincón cibernauta.

Un besazo

Diario de nuestros pensamientos dijo...

uff.... q duro lo q cuentas. Yo me quedaria con su amor y con lo aprendido.

Besos y feliz año nuevo

ella dijo...

siempre encuentras formas nuevas de llegarme al alma. en esta ocasion por verme tan reflejada.

feliz año nuevo para ti tambien! :D mi hermana me dice que soy como una tarjeta de regalo, a mi me encantan estas fiestas, me ponen muy feliz.
no te dejes invadir por la crisis, cumple tu parte y se siempre honesto, lo demas es cuestion de tiempo (o al menos casi siempre es asi).
yo he estado.. pues, he estado. pase las vacaciones con mi padre y eso es tan desgastante que no he escrito nada, ni siquiera dibujado. pero ya estoy en casa recuperandome, volviendo a ese mundo mio que mi madre me dice que es imaginario.

p.d: avatar es genial! llore tanto la primera vez que la vi! y de hecho quiero volver a verla, si no viviera tan lejos le invitaba unos nachos y una soda (casi no me gustan las palomitas, mas que las de caramelo) cuando fueramos a verla juntos.

...oh, perdone por comentar tanto. al parecer tambien escribo de mas.

bche dijo...

recuerdos k siempre se kedarán en su parte infantil e inocente del corazón :) los buenos... si puede ser :) me encantó el relato. Feliz año :D y un besazo!

Crisis. dijo...

la muerte es la enfermedad de los que se quedan, no de los que se van...
un millón de besos

anna dijo...

Me fascina tu sensibilidad, sabes que eres un chico muy especial??.

Acabo de leer tu comentario y la verdad una vez mas me ha sorprendido, si mis vivencias te ayudan a surcar las tuyas me alegro mucho por ello, lastima que nunca se cuando voy a ser necesaria para ti !!

Un abrazo ENORME, eres tremendamente encantador, en este mundo a veces enfermo.

Feliz año amigo.

Lascivia dijo...

Desgarrador, juro que estoy llorando y con la piel de gallina, no puedo imaginar perder a uno de mis padres....me sentiría perdida.


Un texto maravilloso y lleno de dolor.


Amigo quería abrazarte y besarte en este nuevo año y decirte que sigo cerca aunque no tan seguido.


Todo mi cariño para vos.

Jud dijo...

Y si cree en ella misma encontrará la cura...

precioso relato, me hizo emocionar...

un abrazo gigante de osito mas gigante todavía para tí ;) buena semana!

Call me Juliet dijo...

Es difícil sonreír cuando vivimos con la certeza de que hay cosas de las que no podemos escapar pero siempre hay que buscar los motivos que dan brillo y luz a nuestra mirada.

Un beso cielo =)

OjosMiel. dijo...

"La televisión me aburría y aprendí a usar los libros como somníferos."


Los libros ayudan tanto... nos ayudan a olvidar nuestra tristeza y nos llevan a mundos maravillosos.

saudade dijo...

Me encantó...
Mil gracias por tus palabras =)