sábado, 4 de abril de 2009

Zaguán de causas perdidas II

Y en el fin del mundo él le compró una rosa
y ella sonrió..

eran dos en un mundo caduco
con orden de restricción
dos alumnos olvidados
en una clase de gente relegada.

Para todo el mundo
es obvio la tensión
las miradas furtivas
los vestidos de ella
y los poemas de él
las preguntas tontas
los retazos innecesarios

A quien le dices?
a tí te digo que Andrea le gusta
pero a ella también le gusta él
y que esperan?

esperan el último bote
esperan que el otro ceda
esperan un milagro inexpicable
tal vez una flecha de cupido
tal vez un desengaño furtivo
solo sé que
el mundo se acaba
y ellos siguen siendo cobardes

6 comentarios:

Osmar dijo...

de donde sacas inspiraqción ? weno bonita historia pero... tbn algo triste al final y al cabo nadie dice nada

Toxicosmos dijo...

Esperan encontrar un mundo para ellos solos, donde los poemas de él y las sonrisas de ella presidan el día a día.

Saludos.

Lascivia dijo...

A veces por esa cobardìa perdemos lo mejor que nos puede pasar.
Hermoso poema.
Besos eternos

Toxicosmos dijo...

Dejé un par de premios para tí en mi blog. (Lo sé, es un coñazo...) ;)

Saludos.

Lascivia dijo...

Fabio: retirste tu regalo de mi blog? està a la derecha, no debes pasarlo, te lo dedico solo a vos.
Besos eternos.

Call me Juliet dijo...

Que no esperen más,
que el tiempo se acaba.
Valentía, valentía, valentía (:

Un beso (: