viernes, 24 de abril de 2009

Malentendidos explicados

Pensó de nuevo en el chico del bombón, aquel que no pertenecía a su mundo, aquel que no coordinaba con su imagen-preconcebida de hombre perfecto.


Luces y barridos. La disco es un lugar de media vida: camaleones intelectuales, ejecutivos altaneros, todos bailando música electrónica que nada tiene que ver con el metal que ella escucha y mucho menos con el reggeton que está de moda en las barriadas. El licor es algo vanal y todos cruzan palabras en spanglish.
Su jefe, tan bien parecido, tan perfecto, tan distraido le alcanza la mano y se la lleva. ¿Estás lista para un baile? La verdad no estoy de ganas para eso esta noche, señor Lastarria, Gonzalo, dime Gonzalo por favor, ok Gonzalo, es sólo que estoy cansada, entonces déjame acompañarte y la jaló del brazo sin darle tiempo a decir algo y la llevó en su convertible escaso por la oscuridad de las calles luminosas de Arequipa.
Y ella pensando en alguien que tal vez nunca volvería, alguien patidifuso, alguien increible, alguien que no entra en ningún eneagrama predefinido. Sólo la miró y la hizo sentir diferente, ¿por qué? le dió un pequeño dulce y sonrió, y ella se sonrojó, ¿por qué? encima remató con una frase estúpida e ilógica, algo del destino y aún así no podía dejar de pensar en él, ¿por qué?
-¿Por qué estás tan volada hoy?
Y volvió de Morfeo, de las formas, de los pensamientos inconcientes, de la sombra del chico que no tenía nombre.
-No lo sé, creo que alguien me ha impactado...


y dijo: cuiden sus palabras mujeres,
porque este hombre creyó que lo aludían...






PD: Gracias Alhy. Para los que no la conocen, esta mujer lleva de manera maravillosa tres blogs encantadores, los invito a visitarlos :)



Sé que debería haberte agradecido antes pero no tuve tiempo, exámenes y trabajos, familia y amigos...
pero gracias por considerarme!!

11 comentarios:

lys dijo...

Estoy de acuerdo, a veces las palabras son espadas de doble filo, y cuesta tan poco hablar...

Un beso.

aLba (*) dijo...

las palabras salen demasiado rapido de la boca..

Osmar dijo...

Las palabras condenan, las palabras liberan...

Tan poderosas que después dichas no pueden volver atras...

Entradas cm estas son muy inspiradoras man... salu2! ^^

Katty dijo...

la imagen me dejo sonsa Uu.

es vrdad a veces las palabras son la que mas malentendidos ocacionan.


Besos!

Jud dijo...

Y ella sabe todas las palabras del mundo, porque es la más lista del lugar (y que nadie lo ponga en duda)

Mer dijo...

Palabras dichas en el momento equivocado y a la persona equivocada.

Mer

Toxicosmos dijo...

Hay palabras que generan malentendidos.
La imagen me recordó a una película coreana, "Hierro 3". Recomendaría que la vieras, seguro que te gustaría...

Saludos.

Alhy dijo...

Somos esclavos de lo que decimos
somos esclavos de lo que pensamos
y si no tenemos a alguien o algo de quien sentirnos esclavos, nos lo inventamos. Ais...

¡De nada! Gracias miles a ti! ;)

Kisses reflexivos ***

ella dijo...

las heridas mas profundas son las que dejan las palabras, porque tal vez se las lleva el viento pero a los sentimientos quien se los lleva?

saludos~

anna dijo...

Gracias por tus palabras en mi blog. Volvere otro dia a ver si ya has escrito.

Saludos compañero.

Apple Dollanganger dijo...

Las palabras condenan... no por nada una mirada vale más que mil palabras y no las mismas palabras.


P.D.: Yo también juego al Diablo... y eso que no soy tan chica. Hahaha.

Saludos :)