viernes, 1 de mayo de 2009

decepción

Fue la tinta en su piel la que delataba su intención: amarla para siempre, no alejarse de lo que es y mucho menos dejarse ganar por el ocio sin antes luchar por ella.
No se creyó especial para/con ella pero igual luchó para hacerla subir hasta las nubes.
Luchó cada minuto queriéndola cada segundo para mostrarle el Edén ganándose algo más sin avisar, un beso, un abrazo, carente de verdad, que ingenuo, su torpeza abrumadora era tierna como un cachorro.
Rematándose por última vez
rebajándose hasta el final
llorando sin lágrimas
y sin ganas de llorar
por costumbre
por simple afinidad
que ahora ella lo condena
y
él se deja violentar
pobre corazón marchito
Y sin verguenza,
ella lo olvidó,
y él ...


que mediocre






PD: Disculpen la falta de inspiración. Tenía ganas de escribirlo mejor pero estoy tan ocupado..
Espero volver a ponerme aquí de forma más esmerada :)

1 comentario:

ella dijo...

tal vez para ti le falta inspiracion
pero a mi me enamoro

saludos