martes, 16 de junio de 2009

Delirios de fiebre

Hoy intentaré anotar lo que siento, que es mucho y a la vez insignificante, que me consume y es nimio. No me siento bien. Me duele la cabeza y poco más que casualidad siento que el destino me juega sus sucios trucos. Inventaré excusas para cuando te vea pero seamos sinceros, ¿cuántas veces más me engañaré a mi misma? Jugando a ser comprensiva, a ser tolerante, para que me acepten, para que me quieran. Me duele que a veces llegues de la oficina y con tu indiferencia me mates, cinco minutos en los que te quitas la corbata, guardas la camisa y te tapas, cinco minutos en los que el cómo te fue se convierte en una mirada compasiva. Que te recuerdo todo el puto día y tú ¿pensarás en mí siquiera? ¿o le estarás mirando el trasero a la secretaria esa nueva que te han puesto? Si te estoy ahogando dilo, si te estoy queriendo en vano dilo, no quiero sentirme sin suelo, no quiero perder tanto tiempo en alguien si de verdad no estoy si quiera en tu vocabulario, en tu lista de prioridades...

Hoja en blanco.

Algo se lleva una parte de mí. Me muero por hablarte, por verte de nuevo y sentir esa sensación rara, ese beso único encerrado (maldito abril) y caer al suelo con excusa, sabiendo que me atraparás, teniendo la seguridad de que te quedarás aquí, conmigo, como si fuese lo último del mundo, como si valiese la pena.
Hoy me siento triste, algo no anda bien. Puede ser mi salud, puede ser la presión del trabajo o esta vida de engaños, en la que siempre pretendo ser la niña buena, la que no mataría ni una mosca cuando tengo ganas de romperte la cara, no, tal vez los brazos porque tu cra es muy linda...
Mírame aquí, delirando bajo la fiebre, sintiéndome el último intento de cariño del mundo (justo aquel que se deja siempre de lado...)

Del diario de Sofía





PD: Disculpen la melancolía y la falta de tiempo. Les debo muchas visitas y prometo ponerme al día pero ahora estoy en finales y necesito aprobar y despejar esta situación de dudas infinitas.
Gracias por pasar :)

8 comentarios:

ana dijo...

hola, me gustan los que se refugian, sea en palabras o en sueños e imaginación, buscando el alma.

oh!! fiebre, fiebre, delirios de gandeza por alcanzar... pero sin intención de abusar, todo en su término medio, que es lo mejor.

te leo de vez en cuando, por lo de la búsqueda. estoy igual, bueno, no, creo que apareció, o como menos la siento, ahora estoy en fase de encontrarnos, la forma de acloplarnos y formar una entera.

salud.

Osmar dijo...

Sofia cambio bastante, algo a cambiado antes me parecia incluso que el mundo giraba a su alrededor ahora... ahora simplemente se volvio una persona más.

A veces pasa las mentiras y deseos nos consumen...

Proyecto de Escritora dijo...

hay veces que ni siquiera sabes como expresar lo que sentimos, pero en el intento nos desahogamos.
No te preocupes, mucha suerte en los exámenes y te esperamos a tu vuelta.
Besos!

Jud dijo...

Es curioso como decimos tanto y a la vez tan poco. ¡Mucha suerte en los exámenes!

Hada dijo...

estamos todos en las mimas... hehe
la universidad ya me consume, y de un teimpo a esta parte pareciera que solo vivo para pasar los examenes..
suerte

Lucía... dijo...

Muy lindo! Agradesco que hallas bebido de mi vaso y te invito nuevamente... mientras tanto sigue deleitandonos con tus escritos!

Un beso lleno de gotitas de agua!

Alhy dijo...

Aloha! I'm back!

¿Cómo lo llevas? :)

Creo que Sofia, tristemente, es una de esas mujeres que aman demasiado. Cuando nos queremos y nos valoramos poco a nosotros mismos, tendemos a atraer a personas que no nos tratan demasiado bien. Si tan solo se diera cuenta de que está mejor sin el... ais...

¡Muchisima suerte en el tramo final!

Kisses retornables ***

La drogadicta de Trafalgar Square. dijo...

Sofía pasa por el mismo momento que yo y lo único que nos diferencia es que ella es capaz de escribirlo así, sin más.
No sé qué decirle, pues no sé qué decirme a mí misma. Solo espero un día mejor.



Suerte en los exámenes!
Un beso.