viernes, 2 de enero de 2009

Tata's friend...

Lloraba y la tarde se acercaba. A nadie le interesaba lo que pudiera hacer llorar a un chiquillo de quince y mucho menos el porqué lo hacía públicamente, en medio de una plaza cuando padre llegó y lo encontró perdido en un mar de lágrimas, el mismo que vio alguna vez en los mismos ojos al ver a su mujer enterrada sin más ni menos después de un estúpido accidente de cocina, preguntó el porqué de ese charco salado y el hijo dijo 'es por mi hermano, me pega, me maltrata, no puedo reaccionar y siempre me amenaza si te digo' y ahora que sabe padre va a hacer algo hijo, no te preocupes así que fue padre a enfrentar al mangazón ese que se ha creido al pegarle a un chiquitin diez años menor y lo encontró tomando vino y con una mujerzuela en las piernas allí en el mismo mecedor de su madre, ya no hay respeto en esta casa gritó padre, a quién viejo si nunca paras aquí, no seas insolente que yo gano el pan y el vino que estas comiendo, pues no me interesa lo que tú digas porque aquí yo mando dijo al tiempo que se levantaba y la mujer caía al suelo asustada, tú no mandas ni aquí ni en china dijo padre al tiempo que la pobre se escabullía asustada por el suelo mientras hijo se acercaba y ¡demonios! que buen golpe pero padre no se quedó esperando otro sino que le dió un cachetadón que fue escuchado en toda la casa y golpe tras golpe, en el estómago, en el pecho, en el rostro y en partes privadas, injurias del hijo, insultos de padre, el hijo contra la mesa y el padre destruyendo la mecedora tan valiosa para que al fnal hijo quede bien parado y padre en el suelo derrotado mientras el otro salía a la calle con la cara ensangrentada de furia y vio al pequeño con una mirada que este último no olvidaría y se fue para nunca más volver, quien sabe dónde estará porque el pequeño no lo extraña.
Entró en la casa y vio el caos de la sala. ¿Padre? Siguió buscando y vio un hilillo de sangre discreto cuando escuchó un pequeño ruido. Buscó el ruido y vio que coincidía con el camino de sangre y entró al dormitorio diciendo padre y lo vio volando a la luz del atardecer.


Los vecinos tuvieron que bajar a padre de la viga y pagar el funeral ya que nadie respondía y mucho menos el pequeño que aún llora la pérdida, a pesar de que fue treinta y dos años atrás...

1 comentario:

Sara López dijo...

Hola!
Te voy a dar un consejo, vale? Y te lo doy con toda la buena fe del mundo, sin querer ofenderte ni nada por el estilo.
No me he enterado del texto. Pero no porque expreses mal la situación, si no porque no utilizas bien los signos de puntuación.
Necesitas poner más puntos, más comas, pero donde realmente se necesiten, tampoco has de excederte. Un texto bien escrito es fundamental para que los lectores te entiendan.
Te repito que esto es SÓLO un consejo. Ni yo soy quien para decirte lo que tienes que hacer, ni soy una experta en buena escritura, pero opino que el texto llegaría mucho mejor al lector si utilizas bien este recurso que te he comentado.

Saludos y feliz año nuevo.
Espero no haberte ofendido.
Sara.