martes, 15 de septiembre de 2009

Tercera persona

Hoy Favio se levantó con tristeza en el alma y una sonrisa vaga en el corazón.
Ayer vió lagrimear a Sandra. Por su culpa se manchó un poco esa alma tan bella, por la estupidez de Favio se opacó un poco el brillo del Universo. Todo por sus tonterias de decir lo que siente (que la quiere mucho, no con ese sentido, sino de verdad), de haber dicho lo de los abrigos en su último post sabiendo que Sandra le regaló una casaca y sobre todo por haber decidido alejarse.
En realidad él no quiere irse a Lima como está planeado. Él desea quedarse en la única ciudad que le gusta, a pesar del sol insoportable y de la falta de trabajo y oportunidad en su rubro. Sabe que no podría vivir normal sin jugar Tekken 5 con Osmar y Yan, que no estaría igual sin dejar de reir junto a su hermano Diego o de dejar de jugar con Judyth a ser los mejores sabiendo que lo son. No sería lo mismo sin saber que debe estar allí para escuchar a Lucía y tratar de cuidarla de vez en cuando aunque le duela no poder estar allí siempre. No será lo mismo no visitar a Elizbeth para hablar piedras o dejar de pasar la tarde escuchando metal con Fernando y Antonio.
La vida no será igual sin Sandra que lo escucha pacientemente, aunque siempre repita las mismas tonterías, aunque muchas veces la haga enojar.
Es en este momento en que desea no tener abrigo, sino un abrazo de verdad, que a pesar de estar trabajando todo el santo día en un lugar donde mucha gente lo estima (y ahora puede decirlo de verdad) se siente solo, tanto como Sofía, tanto como Gabriel y Gonzalo.
Es raro. Favio solamente escribe de personajes solitarios y solamente ahora cae en la cuenta de eso. Como dijo Sábato, Tal vez sólo haya un tunel oscuro y solitario: el mío. Lo hace porque está solo de verdad, porque ha sufrido las desventuras de la reflexión insondable en la que te descubres tal cual unidad de un conjunto infinito como es el tejido circular de la vida, el universo y todo lo demás.

(Es por eso que la gran mayoría lo creen loco, muchos lo evitan y una escasa minoría lo consulta...)

Hoy Favio se sienta a escribir en un espejo, dando forma a letras que dan forma a su vida, escribiendo su propio destino, tipeando cada respiro que se convierte en real, dictándose a sí mismo los pensamientos que una vez engendrados se reflejan un segundo antes en impulsos binarios correspondientes a pensamientos futuros. Hoy no está con ganas de contar sobre Sofía o sobre el mundo, hoy no está para dedicarle textos a la señorita de la edad aparente o a la pseudo Maria Iribarne.
-Gracias extraño - dice Favio al pensar en su contador de visitas.
Y cierra la pestaña. No se cree capaz de seguir manteniendo un blog como este, con textos malos en abundancia, con erratas y premuras de ideas e historias. Tiene mil borradores pero da igual porque ahora solo quiere hablar de lo solo que se siente ante el futuro que está tan cerca. Hoy sólo quiere hablar de lo arto que está por fingir que sabe escribir, hoy quiere decir lo cansado que está de regalar siempre su corazón cuando lo patean sin reparo (a veces suave, a veces duro), hoy quiere decir (aunque está explícito en todos sus textos) que es romántico y patético por lo redundante, que le gustaría ser más valiente y dejar de vacilar tanto cuando quiere decir algo.
Que al final todo este texto era para decir que no quiere irse pero parece que es la vida la que lo botara...

(/)









Hoy Favio tiene ganas de escribirse como un extraño,
porque tiene miedo de quererla para siempre...

9 comentarios:

Downward dijo...

The collector... "El coleccionista"... igualmente las fotos son del libro.


*Cuando tenga algo de tiempo paso.
Saludos. :)

Proyecto de Escritora dijo...

Es bueno experimental con la escritura y escribir como si no fuéramos nosotros mismos a ver que sale.


Por cierto, no te has apuntado aún en el concuso de blogs. Aún tienes unos días para apuntarte. ;)
besos!!

Osmar dijo...

Ya llega el fin no??? relájate si un cambio viene estoy seguro que podrás enfrentarte a eso... (y por mucho tiempo que pase = te pateare en tekken XD).

ella dijo...

mientras JuLia leia el texto de favio, sentia unas ganas inmensas de abrazarle. por la soledad tan identica que viven a pesar de la distancia, porque a pesar de ser una extraña le quiere mucho pues hacia mucho tiempo que unas palabras la cautivaban tanto como las que nos regalas aqui en este blog.

saludos :)

Mer dijo...

Nadie está realmente solo porque de un modo casi extraño estamos conectados unos con otros y con lo que nos rodea.

A veces solo basta alejarse un poco para ver todo con más precisión.

Un abrazo de alguien que empieza de nuevo a dar paseos por Tokyo.

Mer

iona dijo...

no tengas mierdo querido amigo,
siente esa sonrisa grande y no vaga en el corazón, y nota lo feliz que te hace.

Un beso de los que encuentran cualquier alma :*

Hada dijo...

Hola
amigooo
:)
tienes un premio en mi blog...
ojala hablemos pronto un besooo

"Hay manos que sostienen las tuyas... siempre"

Diario de nuestros pensamientos dijo...

pues ami no me parecen malos tus escritos, ni tampoco que la quieras de esa forma.

Besos

Ichi Cryptorchid dijo...

La soledad...
¿Crees que es mejor sufrirla en silencio o es el silencio el causante de la soledad?

Buen relato, besos x