lunes, 1 de diciembre de 2008

Soy amor?



Soy un demonio que antes de acostarse se cruza con tu piel y la sabotea para que no pueda entrar nunca más al Cielo. Soy la fuerza que tú descubriste dentro de mí, soy aquello que llamas 'muñeco' por no mencionar cosas indecentes en este blog. Eres mi Maestra, mi Guía en este abismo al que nos entregamos día a día, en esta fosa de deseo y sudor malinterpretado gracias a tus vecinos. Soy el que saborea tu piel salada y el mismo que se deja dominar para ser llevado al otro extremo de la inconciencia: tu cama.
Soy el ángel disfuncional que encuentra la dicotomía de la santidad y perdición de tu vientre al mismo tiempo. Soy el malentendido entre tu cariño y tu pasión. Soy lo único conforme con el desorden de tu cuarto. Eres y soy: somos las formas foráneas, la confusión de piernas y manos por aquí, por mi norte, por tu sur. Somos dos exploradores perdidos que en vano se encuentran dando vueltas en el mismo revoltijo de sábanas. Estamos condenados a seguir buscando dentro de nuestra propia selva para entender que no solamente la gente nos habla, sino que también nos huele, nos saborea y nos agradece ser irreverentes. Estamos condenados a quedarnos sordos de tanto volumen en tu radio para ocultar sonidos que ya eran conocidos hace miles de años. Estamos condenados a nunca pisar el Paraiso pero sí a conocerlo por medio de nuestros ascensos locos sin escaleras, sin alas, solamente con caricias y palmadas.
Soy el que jalonea tus cabellos por no encontrar algo a que sujetarse. Soy aquel que dejas cruzar tu frontera, aquel que se desengaña con un poco de oxitocina y desenfreno. Soy el mismo al que un día encontraste en un parque para volver a coincidir dos meses después en una fiesta católica sin que ninguno de los dos hallase su lugar. Eres la que se deja desesperar por el rincón donde mi dedo corazón pueda hurgar. Eres la única que cree firmemente en que el placer y el desenfreno pueden hacernos olvidar todo lo malo de la vida, incluyendo al amor.
Aún no sé si lo nuestro fue amor, es cariño o simplemente es agradecimiento por ser mi Mentora. Sólo se que está siempre a mi lado, que me da besos cuando nadie apuesta por mí, que tal vez ella espere más tiempo que yo para encontrar la paz que yo nunca mereceré darle. Solamente DÉJATE QUERER que este mundo es también bello cuando no estás en la cama...

3 comentarios:

Mei dijo...

Tu texto me ha atrapado y me ha envuelto de sensaciones.
Fantástico.

SOMMER dijo...

enigmático y bello relato...

Eterna dijo...

Me ha gustado mucho el texto...
algunas personas son tan difíciles de querer...