viernes, 21 de noviembre de 2008

Tus tres palabras.

No me da miedo decir que te amo porque cada día más estoy cerca a tu sonrisa natural...

Te amo porque sí. No hay más razón y si intento comprenderlo intentaré entender la razón de mi mundo, de mi vida, de mi Dios. Quiero creer que cada día que te escribo tú estás más cerca a volver a quererme. Debo creer que pronto mieas en mí lo que nadie ha visto y suspiras por mí a pesar de que tu verdadero amor sea público.
Hoy compartí tu sufrimiento.
Cada vez que te miro es como si nunca te hubiera visto, gozo tu belleza y olvido el déficit hogareño, siento tu aroma y al diablo con Patrick Süskind, oigo tu voz y Andrea Corr no es nada frente a tu polifónica voz. Me quedo lelo de sólo recordar que una vez te tomé de la mano y me diste las más bellas palabras del mundo:

-Soy tan feliz.

La vida es de cosas simples. Lo dijo Quino a través de Libertad, lo dijo Coelho al mencionar la forma de acercarnos al Anima Mundi, lo sabemos todos. No recuerdo un te quiero, no recuerdo un solo beso que haya tenido más intensidad que esas tres palabras. Tal vez el primer (y tal vez único para nosotros) ósculo tuviese una carga emocional equivalente ya que ese mismo día pronunciaste esas palabras o tal vez fue el momento exacto para que las dijeras. Extraño tu cabello en ese momento, tu verguenza al caminar y tu tan ansioso respirar. Extraño mi sonrisa sin fundamento y la alegría de volver a verte como si eso hubiese pasado siempre. Esperé en vano a que repitieras las palabras o a que tal vez dijeses algo mejor: tú, tan noble, siempre humilde pero superándote. En vano canté Arjona porqué tu te quiero nunca llegó, nuestra pelea contra el mundo acabó y el mundo era muy grande o tú eras muy débil o simplemente no era el momento adecuado.
Lo que haya sido no me detuvo y halleme aquí escribiendo sobre usted señorita ... sin temor a usar su útima promesa: Usted volvería con él, pero yo tendría derecho a morirme de amor por usted...

si he de morir que sea de amor que sino mi vida en vano habrá sido...

2 comentarios:

crysania dijo...

que bonito lo que has escrito, muy lleno de sentimientos.

la verdad que cualquier palabra si es procedente de la persona que queremos puede dar mas alegria y mas emocion que cualquier caricia o beso sin fundamento

Mei dijo...

Precioso. Me encanta.